Propósito

Desde su fundación, la Universidad Adolfo Ibáñez se propuso mantener el legado de la Escuela de Negocios de Valparaíso cuya misión fue la de formar a los altos comerciantes de la época. Desde esta concepción, y desde la convicción de construir una universidad en relación con su entorno, la institución ha ido fortaleciendo sus vínculos con el medio, asumiendo dentro de sus valores fundamentales un sello marcado por esta dimensión.

Las políticas de vinculación con el entorno que actualmente desarrolla la UAI tienen su origen en los estatutos fundacionales de la institución, que definen como uno de sus fines esenciales "contribuir al desarrollo espiritual, cultural y material del país, de acuerdo con los valores de su tradición histórica".

Así, para la UAI la excelencia se interpreta como el resultado de una dinámica creativa con su medio social. La universidad se realiza parcialmente en la calidad y el alto nivel de su docencia y de su investigación, y sólo se realiza plenamente cuando esas capacidades se prueban, corrigen y ajustan en el servicio a la sociedad en su conjunto, y en particular, a los sectores productivo e intelectual. Tanto en términos de formación de ejecutivos como de desarrollo conjunto de proyectos de investigación, consultoría y emprendimiento, esta relación le ha permitido a la UAI generar una importante fuente de retroalimentación, que ha impactado tanto en el diseño de los programas de estudio como en el desarrollo de nuevas actividades.

Asimismo la UAI ha asumido como compromiso fundamental el promover la reflexión académica crítica y rigurosa en asuntos de interés público, participando activamente en su debate, como contribución al desarrollo del país y como fuente de retroalimentación académica.